Historia

El Hidromiel es una de las primeras bebidas alcohólicas consumidas por la humanidad.
Hay unas pinturas rupestres en la cueva de la Araña en Bicorp (Valencia), de hace más de 7.000 años, en la que se ve a una persona recolectando miel.
 
Es posible que esa miel se diluyese con el agua de la lluvia y a partir de ahí las levaduras contenidas en ella hicieran que fermentase casualmente, dando lugar a una de las primeras bebidas alcohólicas.
 
Se alude al hidromiel en versos del Rig Vedá, que es uno de los libros sagrados del Vedismo, de una antiguedad aproximada de 3.000 a 3700 años.
En Alemania en un cuerno utilizado de recipiente, de hace unos 2.100 años,  se encontraron restos de pólen y levaduras, lo cual podría indicar que se trata de una bebida hecha de miel.
Los pueblos Griegos, celtas y sajones le atribuían entre otras, propiedades energéticas, digestivas y relajantes. Diversas referencias lo definían como la bebida reservada a los héroes y escogidos.
Era consumido en celebraciones religiosas y paganas, formando parte de las tradiciones y de la mitología de muchos pueblos, sobre todo Germánicos, Escandinavos y Celtas.
En la antigua Grecia recibía el nombre de Melikraton y su consumo estaba muy extendido, incluso Julio Cesar hizo del hidromiel su bebida predilecta. Hasta la baja edad media se consumía abundantemente en Europa,  siendo desplazado poco a poco por el aumento del consumo de la cerveza y del vino. Los mayas disolvian miel con agua y cortezas de un árbol llamado balche y lo hacian fermentar obteniendo el hidromiel para su consumo habitual.
Uno de los orígenes de la tradición de la "luna de miel" tiene su orígen en un pueblo de origen germánico, los Teutónes. Consistía en que celebraban su boda en luna llena y durante un mes lunar los esposos consumían hidromiel para favorecer la unión y el tener descendencia.

 

Información

Quien somos

Dónde estamos

 bernardopgs@gmail.com

(34) 93 771 83 03 - 609 647 161

Compra online

 

 

Ferias y ....

Links

Síguenos